MossakFonseca

Por una vez estoy contento con la noticia de la fuga de los papeles de Panamá

Normalmente con cada robo o fuga de datos me enfado y recuerdo a todo el mundo sobre la necesidad de cifrar los datos sensibles y disponer de mecanismos de autenticación robustos y controles de accesos adecuados. Pero en el caso de los papeles de Panamá estoy feliz, ya que al disponer de controles de acceso suficientemente estrictos para evitar su fuga los periodistas investigadores han podido acceder a esa información tan sensible.   Los que evaden impuestos a través de empresas opacas merecen ser investigados, juzgados y castigados si han defraudado a la Hacienda y por ello también a todos sus co-ciudadanos que sí pagan lo que deben pagar. Felicito además a los periodistas investigadores que han revelado los papeles por utilizar comunicaciones cifradas para ocultar la fuente de la fuga.